jornadas-gijon

La Universidad Europea del Atlántico participa de forma activa en las Jornadas Acuáticas de Gijón

Alumni

La Universidad Europea del Atlántico jugó un papel protagonista en las Jornadas Técnicas de Actividades Acuáticas y Socorrismo, celebradas recientemente en Gijón con una alta participación, tanto de profesionales como estudiantes procedentes de Asturias, Cantabria, Galicia, León, Madrid, etc. Entre ellos algunos alumnos del grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de nuestra universidad.

A lo largo de las jornadas se desarrollaron ponencias, mesas de debate y hasta diez talleres prácticos en los que se abordaron temáticas como la Enseñanza, las Actividades Acuáticas, Hidrocinesia, Fitness Acuático, Técnica de Natación, Soporte Vital en el medio acuático y Socorrismo.

La Universidad Europea del Atlántico estuvo representada por dos profesores del grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte,  el Dr. Cristian Abelairas y el responsable del Servicio de Deportes, Javier Costas, que formaron parte del equipo docente de las Jornadas, impartiendo varios talleres. A su vez, en el comité científico participaron también la Dra. Andrea Corrales, la Dra. Mireia Pelaez y el Dr. Marcos Mecías.

DSC07057

Las Jornadas empezaron con una ponencia plenaria en la que se centró en la importancia de las Cualificaciones Profesionales, especialmente las relacionadas con la familia profesional de Actividad Física y Deporte, impartida por el Dr. Mariano Angel Campal, asesor del Servicio de Formación y Enseñanzas Profesionales del Principado de Asturias.

Se dio paso a los primeros talleres prácticos orientados a Soporte Vital Básico para ahogados, y técnicas de rescate, impartidos por el Dr. Cristian Abelairas, Javier Costas y el Dr. José Palacios, quienes insistieron en la importancia de la calidad en la primera intervención por parte del socorrista acuático. Para finalizar la mañana del sábado, tuvo lugar una Masterclass de Fitness acuático, que fue dirigida por Dolores Cosío, quien subió las pulsaciones de todos los asistentes con las últimas tendencias en esta especialidad.

DSC03826

Por la tarde se llevaron a cabo cuatro nuevos talleres prácticos. Inició la actividad  Julio Zanfaño, que  presentó su taller “Acondicionamiento físico a través de los juegos acuáticos“. A continuación  le siguieron otros talleres centrados en la enseñanza,  “La inclusión de los Deportes Acuáticos en los cursos de iniciación de actividades acuáticas” impartido por la Dra. María del Castillo y la “Integración de personas con trastornos de comportamiento en las clases de actividades acuáticas” dirigido por la Dra. Joaquina Valverde. Por último, efectuó un taller dirigido por José Rivera, director técnico del Club Natación Santa Olaya, sobre los “Nuevos modelos técnicos del nado a braza” con el que finalizó la intensa jornada.

El programa de la segunda jornada se inició con nuevos talleres prácticos. Dos de ellos centrados en la hidrocinesia, el primero de ellos impartido por el Dr. José Antonio Prieto Saborit, “Técnicas de trabajo corporal en el medio acuático“, y el segundo de ellos centrado en “Los beneficios de las actividades acuáticas en poblaciones con enfermedades osteoarticulares” dirigido por Emilio de la Campa. El último de los talleres  estuvo orientado a la enseñanza y la importancia del “Trabajo de emociones positivas a través de las actividades acuáticas”.

DSC03793

Javier Costas director del servicio deportes Universidad Europea del Atlántico.

Como broche final de estas Jornadas se celebró una mesa de debate, introducida por Juan Pablo Villa Casal bajo el tema: “Motivación dentro del campo de la natación y las actividades acuáticas“, en la que participaron varios de los ponentes y todos los asistentes contribuyeron de forma muy activa.

La organización de estas Jornadas corrió a cargo de AORA Formación y el Club Natación Santa Olaya, con la colaboración especial de la Universidad Europea del Atlántico, que proporcionó el respaldo académico.

| , , , , , , , , , , ,
Posted on por

Una mujer sosteniendo una naranja y un zumo de la misma.

Envejecimiento, estrés oxidativo y antioxidantes

Facultad de Ciencias de la Salud, Opiniones Uneatlántico, Opiniones Universidad Europea del Atlántico

La profesora de la asignatura de Fisiología del Cuerpo Humano del grado en Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Europea del Atlántico Andrea Corrales comparte en esta entrada del blog algunas pautas para envejecer de manera saludable.

Nunca en la historia de la humanidad las personas habían vivido tanto como hoy en día, pero para lograr un envejecimiento saludable es necesario adoptar hábitos de vida sanos a lo largo de los años. Aquí entran en juego una alimentación adecuada, la práctica de ejercicio físico y el cuidado de la mente.

Todos estos factores contribuyen a que el envejecimiento se produzca de manera exitosa y ayudan a frenar el deterioro cognitivo asociado a la edad, como son los defectos de memoria y de otras funciones. Sin embargo, el progresivo incremento de la esperanza de vida también ha traído consigo un importante aumento de las enfermedades asociadas al envejecimiento.

Cuando las personas se van haciendo mayores experimentan una serie de cambios fisiológicos que pueden provocar el desarrollo de enfermedades crónicas. Uno de estos cambios se debe a la alteración de los mecanismos antioxidantes en el organismo, que da lugar a un notable incremento de los procesos oxidativos con el paso de los años.

Así pues, se generan y acumulan radicales libres y se produce un estrés oxidativo que daña estructuras celulares y puede, incluso, conducir a su muerte. De esta manera, estudios como el publicado por Perluigi y Butterfield en 2012 constatan que uno de los órganos que se ve más afectado por el daño oxidativo es el cerebro, ya que las neuronas son muy sensibles a las especies reactivas de oxígeno, llevándolas hacia el envejecimiento y la muerte.

Esta neurodegeneración se manifiesta de manera más evidente en patologías degenerativas asociadas a la edad, como la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica o corea de Huntington (Jabir et al., 2015).

Desde hace unos años, se ha propuesto que el tratamiento del estrés oxidativo puede ser beneficioso para retrasar el deterioro cognitivo en las personas con patologías neurodegenerativas. Gracias a su capacidad antioxidante y neuroprotectora, la melatonina (neurohormona sintetizada por la glándula pineal) se perfila como una vía potencial para ayudar en el tratamiento de algunas enfermedades neurodegenerativas.

Diversos estudios clínicos de pacientes con enfermedad de Alzheimer han encontrado efectos beneficiosos de esta indolamina a nivel cognitivo y en la regulación del sueño, que sugieren su utilización como coadyuvante en la enfermedad. La sincronización de los ritmos circadianos, la disminución de la conducta agitada y la confusión y la mejora de la memoria en pacientes con graves trastornos del ritmo sueño-vigilia son algunos de los efectos más importantes que se han descrito en personas con enfermedad de Alzheimer.

Los efectos beneficiosos de la melatonina sobre la cognición se deben a su capacidad para reducir y neutralizar los radicales libres (Galano et al., 2013).

Esta neurohormona impide la sobreproducción de especies reactivas de oxígeno y reduce el daño neuronal producido por estrés oxidativo (Das et al., 2010). Además, estimula la expresión de diversas enzimas antioxidantes, inhibe enzimas prooxidativas y produce una acción sinérgica con otros antioxidantes como la vitamina E, vitamina C y glutatión (Pandi-Perumal et al., 2013). In vivo, ante situaciones de alto estrés oxidativo, la melatonina es más eficaz que las vitaminas C y E en la reducción del daño oxidativo (Tan et al., 2002).

En resumen, los compuestos antioxidantes como la melatonina tienen un importante papel neuroprotector. Por tanto, la suplementación con estas sustancias podría tener un gran valor terapeútico como agentes neuroprotectores para mejorar o retrasar las anomalías funcionales y neuromorfológicas encontradas en algunas enfermedades neurodegenerativas, así como para prevenir el exceso de estrés oxidativo asociado al envejecimiento natural de las personas sanas.

Andrea Corrales es profesora en el grado de Nutrición Humana y Dietética de la Universidad Europea del Atlántico.

| , , , , , , ,
Posted on por