viernes-uneatlantico-portada

Viernes por la mañana

Alumni

Viernes 19 de febrero de 2016. Cuaderno de bitácora.

8 AM.  Como de costumbre, un viernes más, aquí estoy esperando al bus para ir a la universidad.Menos mal que ya es el último día de la semana porque estoy agotada y necesito un respiro. Algo de fiesta seguro que me viene bien y me despeja para romper un poco con la monotonía.

8:17 AM Parece que un día más se retrasa, vaya suerte la mía. ¡Cómo odio ser estudiante! Cómo odio no tener coche, ni dinero  para que un chofer me deje en la puerta de la universidad. Y para colmo menudo frío que hace en Cantabria, de verdad que cuánto daría ahora mismo por  estar en una playa del sur, al calorcito.

8:30 AM Bueno, ¡Por fin! Un minuto más y muero congelada con una estalactita a modo de septum. De verdad que vaya mérito tengo aguantando aquí con lo bien que estaba en mi camita.

8:32 AM ¿Se puede saber por qué en este autobús no hay nadie que vaya a clase? ¿Acaso soy la única pardilla a la que le toca ir los viernes y quedarse en casa el jueves por la noche mientras todos se divierten? A veces me pregunto si todo esto merecerá la pena. No sé, este maldito clima me deprime y todo lo que me rodea parece no tener demasiado sentido ahora mismo.

8:50 AM Uf al fin llegamos al pctcan, y para colmo vaya pereza me está dando, ahora mismo entrar a clase de Métodos. ¡Ostras! Pero… ¡¡qué pasada de vistas!! Las montañas nevadas enmarcando el fondo de la universidad. ¿Se puede saber dónde estaban metidas todos los días, que ni me había fijado?

9:00 AM Llevo diez minutos mirando fijamente el paisaje y no me canso. Acaban de llegar Carlos y Javi y estamos aquí riéndonos y planeando el finde de snow en Altoo Campoo. En realidad pensándolo “fríamente” esto es un lujazo. En momentos como éstos es cuando recuerdo por qué elegí esta ciudad y no cualquier otra. Por qué decidí seguir mi camino de la mano de compañeros y amigos aquí para continuar aprendiendo lo que me gusta y poder optar a ser lo que deseo el día de mañana.

9:10 AM No puedo quitarme la idea de la nieve en contraste con el rugido de las olas, que suenan como un hilo musical. Cierro los ojos y pienso una vez más ¿dónde estaría yo mejor que aquí? Y finalmente vuelvo a la misma respuesta de siempre. Como en Cantabria, en ningún sitio.

viernes-uneatlantico viernes-uneatlantico-1

| , , , , , ,
Posted on por